TLAXCAL – 4.5/5

$$$

La servilleta hecha jirones, un lamparón de consomé de borrego en la camisa, limones desgajados, el estómago gruñendo, manchas sangrientas de salsa esparcidas por todo el mantel, el cinturón aflojado, un último trago de cerveza al tiempo.  Esas fueron las huellas de la batalla, una batalla de la que salí airoso, pero que me llevó directo y sin escalas a la cama, donde me derrumbé víctima del mal del puerco, completamente noqueado, con los sentidos distorsionados y las extremidades hormigueantes; pero valió la pena.

El Tlaxcal es uno de los restaurantes mexicanos con mayor fama y renombre de Barcelona. Según su web “el restaurante mexicano más recomendado por mexicanos” y según muchos conocidos, un excelente lugar para echar el taco. Así que las expectativas son altas.

IMG_2313

Está a un lado del Centro Cultural del Born. Ya había pasado por ahí algunas veces y siempre estaba lleno. Me había acercado a curiosear pero los precios en la carta me desanimaban y posponía la visita. Tampoco es que sea muy caro, pero se sale del rango student friendly, al fin al cabo es un restaurante y no una taquería de la calle. Pero a pesar de los precios,  la fama del lugar y la necesidad de una reseña nueva me animaron a ir a probar los tacos del Tlaxcal. Me lancé en domingo.  Desayuné poco y caminé desde Drassanes para llegar con mucha hambre.

El restaurante estaba a reventar, muchos catalanes y algunos mexicanos dispersos por todas las mesas. Aunque no hicimos reservación nos asignaron una mesa en la parte de abajo, atestada por unos treinta comensales que opacaban la música guapachosa que se escuchaba de fondo. En una mesa había siete mexicanos evidentemente emocionados al destapar la cazuela humeante en la que se presenta la cochinita, en otra, más al fondo, una pareja de catalanes que se empacó un queso fundido, un guacamole, unas enchiladas, una orden de lengua y una de bistec con queso en menos de diez minutos, junto a nosotros tres familias con bebés y más allá un grupo de amigotes compartiendo unos nachos.

IMG_2281

Si el Consulado de México en Barcelona patrocinara este blog hubiera pedido una orden de todos los tacos sin escatimar para probar uno de cada uno, emitir mi veredicto y pedir los treinta y tres tacos restantes para llevar. Pero no es el caso. Al leer la carta los tacos desfilaban por mi mente, uno a uno, como en una pasarela, haciendo muy difícil la decisión. Todos se me antojan, pero vienen en órdenes de tres, casi todos por diez euros o más. Bistec, bistec con queso, cochinita, lengua, barbacoa, pastor, suadero, campechano, pescado, alambre, carnitas.

Bistec sólo no, en todo caso con queso. ¿Cochinta en cazuela?, ¿Lengua?, ¿Barbacha, pastor, suadero? No exagero si digo que es una decisión difícil. Lo que se escoja implica dejar a un lado todo lo demás. Hiciera lo que hiciera me iba a quedar con la duda de si había pedido los tacos indicados para la reseña. Así que recurrí al mesero que me recomendó sin dudarlo los de barbacoa. Pedí una orden. Mi novia, por su parte, se fue por los siempre ganadores tacos de bistec con queso (el queso derretido hace de cualquier cosa un deleite).

IMG_2283

Llegó mi plato: tres tacos de barbacoa acompañados por un consomé de borrego. Un detallazo. La barbacoa estaba suave y jugosa desde la vista, como debe ser. Me llegó un olor que por sí solo valía unos dos euros. Me preparé el primero: limón, salsa macha y sal (que me trajeron en un vasito de shot). Primera mordida. Segunda. Tercera y cuarta. Me acabé el taco sin hablar y me lo pasé con un trago de consomé. (La salsa bastante brava, pero no me dejó fuera de combate).

IMG_2290

IMG_2294

Un combo perfecto para los desvelados. El consomé es un señor consomé: protagónico, robando cámara, queriendo llamar la atención a toda costa, como el amigo histriónico del taco. Y lo consigue. Tiene muchísimo sabor y da la patada necesaria para revivir a los crudos más ruinosos. Con su cebollita, sus garbanzos, su limón y mucha salsa. Desde luego, los dos tacos restantes me los comí como se debe comer la barbacoa, chopeando el taco en el consomé hasta que esté escurriendo por todos lados pero antes de que se rompa la tortilla (un timing que sólo se aprende con los años). Cada mordida un escándalo. Sin consomé son unos tacos buenos, aunque unos tacos de esos que se olvidan con el tiempo, pero el consomé los convierte en un platillo para el recuerdo.

IMG_2293

IMG_2295

Probé uno de bistec con queso y aguacate. Le puse unas de las cebollitas preparadas que ponen a un lado, excelentes por cierto. Muy buen taco, pero cerraba la tortilla. Extrañé los bistecs con queso groseros que se desbordan e inundan la boca desde la lengua hasta el paladar, sin dejar un solo resquicio; pero desde luego consiguen una calificación aprobatoria.

IMG_2288

Un buen indicador para detectar la categoría de un taco es contar el número de servilletas que se ha usado en el proceso de ingesta. En este caso ya llevaba dos de las grandes, que son como diez de esas chiquitas que dan en algunas taquerías en México. Sin embargo me quedaba espacio para algo más. Además sentía responsabilidad por hacer una reseña lo más completa posible.

IMG_2303

Pedí una carta. Nuevamente la pasarela de tacos. Suadero, carnitas, campechanos. Ante la indecisión pensé que lo mejor sería no darle muchas vueltas y pedí el taco insignia  del DF, el taco rey, ese que se pide de cajón, (siempre tres de pastor y lo demás ya se verá), el taco que además es de los más baratos de la carta. Al pedirlo me dijeron “es de trompo”. Quedé satisfecho con mi decisión.

Cuando me pusieron el plato enfrente, el catalán que estaba sentado en la mesa de junto me preguntó sin chistar y salivando: ¡Hostia, de qué son esos! Le brillaron los ojos y le pesó ya haber pedido la cuenta. Prometió regresar a pedirlos sin quitarles la vista de encima.

IMG_2307

Visualmente dan el gatazo, pero no son totalmente análogos al pastor chilango, cortado en lonjas de trazo largo, acomodadas una encima de otra. Eso sí, además de tener un sabor bastante contundente, los pastores del Tlaxcal tienen una cualidad que hasta ahora no había encontrado en ningún taco al pastor en Barcelona: en cada mordida hay un pedazo crujiente que nos agarra desprevenidos (bites you back, diría Daym Drops), señal de que la carne se ha puesto al fuego, llenado el taco de textura y sacándolo de la monotonía. Pulgares arriba.

Los tres tacos estuvieron muy bien, llenos de punch, pero hubo una mordida en especial, una mordida que duró dos o tres segundos, que me remitió a la clásica mordida que se le da a un taco al pastor en el Charco de las Ranas de Río Mixcoac, regresando del aeropuerto, después de estar un largo periodo fuera del país. Fueron dos segundos gloriosos, más allá de las palabras. La razón de ser no sólo de este blog, sino de la existencia de todo mexicano.

IMG_2308

(Me los devoré y se nos olvidó tomar las fotos con salsa. Ni modo, tendrán que ir para verlo con sus propios ojos).

El Tlaxcal es un gran lugar para curarnos el Jamaicón, eso sí, armados de una buena lanita para no salir con hambre a buscar el primer lugar de bocadillos para redondear la faena. Me quedo con ganas de volver para probar los campechanos, los de lengua y los de carnitas, pero ya será en otra ocasión, probablemente hacia el final de esta contienda, para usarlos como criterio de desempate, porque seguro el Tlaxcal estará en la recta final de esta carrera de la que apenas hemos recorrido una quinta parte.

Más reseñas próximamente en el Facebook y el Twitter de El Tac,

Fotos por @bartenbo

IMG_2316

 

Anuncios

2 thoughts on “TLAXCAL – 4.5/5

  1. He anat un parell de vagades amb una petita colla d’amics..Gent de diversos gustos . La cuina mexicana habitualment, potent i valenta ..va entrar, en canvi, com una doncella enamorada dintre dels nostres paladars i dintre dels nostres esperits..Els artistes que ho van fer possible.van ser el cuiner i tota la demés gent que hi treballa..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s